sábado, 19 de junio de 2021

Ibones de Coanga (2.315 m.) y Arnales (2.300 m.). Circular desde Balneario de Panticosa.

Fecha: 15 de Junio de 2.021

Ruta: Aparcamiento Gran Hotel del Balneario de Panticosa (1.636 m.)- Desvío de Ibones de Brazato (1.700 m.)- Camino de los Machos- Balsas de Lumiacha (1.950 m.)- Ibón de Coanga (2.315 m.)- Refugio de Bachimaña (2.195 m.)-Ibón de Arnales (2.300 m.)- Mallata Alta de Argualas (2.150 m.)- Mallata Baja de Argualas- Aparcamiento.

Accesos:  Los habituales para acceder al Balneario de Panticosa desde Biescas o la misma localidad  de Panticosa. Hoy aparco en la zona, bajo los árboles, anterior al Gran Hotel.

Horarios:  00:00 h. Salida desde los Baños de Panticosa.

                 00:55 h. Balsas de Lumiacha.

                 02:00 h. Ibón de Coanga. Parada para fotos.

                 02:20 h. Continúo hacia el Refugio.

                 02:50 h. Refugio de Bachimaña.

                 03:00 h. Desvío hacia el Ibón de Arnales.

                 03:50 h. Ibón de Arnales. Pequeña parada.

                 04:30 h. Mallata Alta de Argualas.

                 05:00 h. Mallata Baja de Argualas.

                 05:25 h. Llegada al aparcamiento y fin de la ruta circular.

Desniveles:  Acumulados 920 metros en ascenso y los mismos en descenso para una distancia total de 11,8 km.

Dificultad:  Recorrido sin dificultad técnica en ausencia de nieve, aunque tendremos en cuenta que algunos tramos de la ruta se realizan por senderos poco transitados y menos pisados que las rutas tradicionales del entorno.

Foto del bonito Ibón de Coanga en una tarde de verano.

Ruta en amarillo sobre el mapa. Salimos del Balneario en la parte inferior y la realizamos en sentido antihorario. Creo que es más fácil acertar con los desvíos haciendo la ruta en  este sentido.
Salimos del Balneario por las escaleras donde se inicia la ruta a los Ibones de Brazato GR11.
Detrás dejamos el edificio del Gran Hotel con las moles de Argualas y Garmo Negro dominando el entorno.
Tras las escaleras el sendero pasa por detrás de los edificios hasta tomar forma de pista.
Pista que abandonamos en la tercera revuelta. Vemos las marcas del GR11.
Tras 15 minutos desde la salida alcanzamos una estructura paraaludes que la senda supera por la derecha. 
Y en unos metros más llegamos a un cruce señalizado. Hacia la derecha continuaríamos por GR11 hacia los Ibones de Brazato. Nosotros tomaremos a la izquierda para pasar por detrás de la estructura paraaludes.
Atravesaremos el barranco donde se ubica la estructura indicada y seguir por un sendero bien pisado. En la foto se ve abajo, a la izquierda, el estribo del paraaludes.
La mañana se presenta fresca a esta primera hora. Las previsiones son de calor, pero la ruta discurre hasta el Refugio de Bachimaña por ladera de orientación Oeste, es decir con sombra.
Pronto pasamos sobre una tubería. La cruzaremos en tres ocasiones.
Y dejando a nuestra izquierda un pequeño acceso a la Cascada del Pino (que podemos visitar perdiendo sólo un par de minutos), Llegamos a nuevo cruce. Llevamos unos 25 minutos desde el Balneario.
Vamos a seguir por el Camino de los Machos.
Los edificios del Balneario van quedando poco a poco abajo.
El camino de los Machos está bien trazado y trabajado. Traza varias lazadas remontando entre paredes de roca.
El tercer paso sobre la tubería se hace en este punto con una especie de acueducto elevado a nuestra derecha. Aquí estaremos atentos.
Pues 50 a 70 metros después de pasar por encima del tubo llegamos a este cruce clave y señalizado con un tímido hito. Abandonamos en camino más transitado que nos llevaría al Llano Bozuelo (en la ruta tradicional al Refugio de Bachimaña desde el Balneario) y tomamos el sendero menos pisado.
La senda se hace ahora menos clara discurriendo entre tramos de tierra y piedrecillas alternando con tramos sobre rocas pero con abundancia de hitos que no perderemos de vista.
Tramo con cierta pendiente en el que podemos hacer alguna paradiña para contemplar las montañas del entorno. A la derecha del figurante se aprecia otro hito que hemos dejado atrás.
Tras aproximadamente una hora desde la salida llegamos a la primera Balsa de Lumiacha. Balsa o iboncito poco conocido y menos visitado. El sendero desciende unos metros hasta su orilla.
Y lo va recorriendo por la derecha. Aprovecho para unas fotos.
La senda deja atrás la balsa y se encamina hacia las otras dos balsas situadas más al Norte.
Pero no llegaremos a ellas sino que los hitos y una traza de sendero nos desviarán hacia nuestra derecha para elevarse por una zona de pedrera. Hay que superar un roquedo y la senda nos lleva bien.
Vista, en plena cantalera, de las otras dos Balsas de Lumiacha. No hemos necesitado llegar a ellas y el lugar parece tranquilo, casi idílico.
Superada la zona del cantal vemos la primera balsa por donde hemos pasado. Más abajo y con brillo el Ibón de Baños.
Y mirando a la segunda balsa, vemos al otro lado del Barranco de Caldares parte del camino habitual para acceder al Refugio de Bachimaña desde el Balneario. 
Nuevamente nuestro sendero que se hace más marcado y fácil de seguir.
Comienza a aparecer la Cuesta del Fraile y sus conocidas lazadas previas a los Ibones de Bachimaña. Se aprecian en el centro de la foto.
Y con zoom el propio Refugio de Bachimaña pero todavía tardaremos más de una hora en pasar por él.
En esta foto se ve (junto al pino de la derecha) la parte final de las lazadas de la Cuesta del Fraile y en amarillo señalo aproximadamente la ruta que tomaremos más tarde para enlazar el Refugio de Bachimaña con el Ibón de Arnales.
Pero eso es adelantar. Continuamos por nuestro marcado sendero que con tramos a ratos planos y otros en ascenso nos acerca a una planicie  bajo las estribaciones del Pico Yuans.
Una mirada atrás con el sendero por el que nos movemos a la izquierda, a la derecha el Refugio de Bachimaña.
Llegamos a la planicie llamada Foya de Labaza donde encontramos alguna estructura de toma de aguas o de canalización.
Nuestra senda pasa a la otra orilla y por hierba se encamina hacia la pedrera del fondo, aunque sólo entrará en ella en tres cortas lazadas, el resto discurre entre la tasca.
Superada la zona de pedrera, otra vez el sendero se nos hace menos evidente y seguiremos los hitos. Entramos en una vaguada por donde baja un pequeño arroyo, es el de desagüe del Ibón de Coanga del que no estamos lejos.
Podremos seguir el arroyo o aprovechar los hitos.
En esta foto, a tres minutos de llegar al ibón, marco a la izquierda el tramo de llegada desde la pedrera y la Foya de Labaza, y en blanco un colladete del que parte el sendero de descenso hacia el Refugio de Bachimaña. Por tanto tras visitar el Ibón de Coanga deberemos regresar a este punto.
Llegada al Ibón de Coanga (2.315 m.) tras dos horas desde el Balneario. Nos lo encontraremos de repente pues no se ve hasta llegar a su misma orilla. De pequeñas dimensiones podremos recorrer toda su orilla.
En el círculo el punto de descubrimiento repentino del ibón.
Buscando una buena toma. Espectacular contraste de luces que permite el reflejo del Macizo de Argualas y Picos del Infierno.
Antes de iniciar el descenso hacia el Refugio, vale la pena perder dos minutos y acercarse a una divisoria que nos permitirá una vista novedosa del Ibón de Bachimaña Superior. Nos dirigimos orientados por la Gran Facha.
Bachimaña Superior.
Panorama ampliado con los Picos del Infierno a la izquierda.
Han sido unos pocos minutos y regresamos a Coanga para retroceder por nuestros mismos pasos.
Y dirigirnos al pequeño collado que he comentado anteriormente.
En el collado encontramos un sendero mejor pisado y que de inmediato nos dará vista al propio Refugio de Bachimaña.
No tardaremos  ni media hora en llegar al Refugio desde el Ibón de Coanga. Aquí podemos reponer fuerzas o si es día caluroso reponer líquidos.
Abandonamos el Refugio y descendemos hasta la presa del Ibón Inferior de Bachimaña. Buscamos un cruce señalizado en amarillo en la foto.
Ibón o mejor embalse de Bachimaña Inferior hoy especialmente bajo de nivel. Nunca había visto el sumidero que se aprecia a la derecha.
Al otro lado de la presa cruce con señalización. Tomamos dirección a los Baños de Panticosa.
Vista atrás del Refugio y presa.
 
A unos 5-6 minutos desde el poste de señalización veremos arrancar a nuestra derecha una leve senda que a media ladera nos va separando del camino principal que se dirige a los Baños por la Cuesta del Fraile. En amarillo señalo en la foto el inicio del recorrido que nos llevará al Ibón o ibones de Arnales.
En esta vista atrás marco en blanco el sendero a los Baños de Panticosa y en amarillo la sendita hacia Arnales.
Nuestro discurrir es ahora por terreno algo incómodo en el encontraremos a ratos pisadas y trazas de sendero y en todo caso iremos atentos a los hitos que son abundantes y de agradecer en este revuelto terreno.
Marcharemos con paciencia sin perder nuestros queridos hitos y si no los vemos cerca paramos y tratamos de localizarlos.
Acercándonos a la cuenca donde se sitúa el Ibón de Arnales, el terreno se hace más fácil. En todo caso hemos de contar que tardaremos unos 50 minutos en llegar al Ibón desde que tomamos este sendero de enlace.
Mirada atrás con zoom hacia el Refugio de Bachimaña y presa del Embalse Superior.
Los hitos nos conducen hasta una divisoria desde la que vemos la cuenca de los Arnales bajo la cresta del mismo nombre y el Collado o Cuello Saretas.
Iniciamos un ligero descenso hacia el Ibón de Arnales aunque antes pasamos junto a algunas charcas.
Llegada al Ibón de Arnales bajo el Collado Saretas.
Aguas oscuras en esta mañana que se ha ido nublando, aunque después volverá a aclarar.
Recorro un poco la orilla, pues no es un ibón de fácil foto.
Para continuar con el descenso nos hemos de dirigir siguiendo el arrollo de desagüe hacia otro pequeño ibón un poco más abajo pero apenas a unos centenares de metros.
Pronto nos aparecerán los hitos de apoyo que seguiremos próximos al arroyo.
Llegamos en unos minutos al otro ibón de Arnales, mucho más pequeño, y cruzamos al otro lado por la zona de su desagüe.
Foto en el mismo desagüe. Un poco más abajo el agua inicia la conocida cascada de Arnales.
El sendero está ahora muy marcado y pisado. Ya no nos dará problemas hasta llegar a los Baños. En la Foto el Ibón de Baños y las laderas verdes por donde se asciende a la Mallata Alta de Argualas camino al Garmo Negro).
Pasaremos cerca de diversas estructura para retener la nieve en evitación de los aludes de nieve que siempre han sido muy frecuentes en esta zona. La historia del Balneario cuenta de alguna ocasión en la que llegaron incluso hasta la misma zona de edificios.
Continuamos sin dificultad hasta enlazar con el sendero del Garmo Negro a la altura de la Mallata Alta de Argualas.
Desde allí descendemos por el archiconocido y tantas veces recorrido camino al Balneario.
Pasamos por la zona de la Mallata Baja de Argualas con el cielo despejando de nuevo y notándose el calor en este  día de altas temperaturas previstas.
En la Mallata Baja entramos en bosque cuya sombra se agradece.
Aproximándonos al final de la ruta.
En el tramo final me cruzo con algunos grupos. Este en la Fuente de la Laguna.
Pasado este edificio y ya sobre una pista del complejo del Balneario, me desvío unos metros para visitar la Cascada de Argualas que tan ruidosa sonaba en nuestra última parte del descenso.
Ibón de Baños que recorro por su orilla para llegar al lugar donde deje aparcado el coche.
Cierro el bucle de la ruta con esta foto del Ibón de Baños bajo las cumbres de Argualas y Garmo Negro y las cascadas de Argualas en el centro y más estrecha la de Arnales a la derecha.
Espectacular y solitaria ruta salvo el tramo final.