jueves, 1 de agosto de 2019

Ordesa. Faja de las Flores en ruta circular.

Fecha:  20 de Julio de 2.019

Ruta:  Aparcamiento de la Pradera de Ordesa (1.320 m.)- Senda al Circo de Carriata- Cruce desvío Faja Racón (1.830 m.)- Paso de La Fajeta (2.070 m.)- Inicio de la Faja de las Flores(2.400 m.)- Final de la Faja (2.400 m.)- Ribereta de Cotatuero (2.050 m.)- Clavijas de Cotatuero (2.000 m.)- Barranco de Cotatuero- Aparcamiento de la Pradera (1.320 m.).

Accesos: Llegaremos a la localidad de Torla y en esta época de verano debemos aparcar el coche en la zona de aparcamientos junto al centro de interpretación del Parque Nacional (a la entrada del pueblo). Compramos los billetes ida-vuelta a la pradera de Ordesa 4,50Eu. por persona. A partir de las 08:00 h., el servicio es casi continuo. Creo que el primero es a las 06:00 h. (MEJOR PREGUNTAR).

Horarios:   00:00 h. Salida desde la Pradera de Ordesa.
                  01:10 h. Cruce desvío a la Faja Racón.
                  01:45 h. Zona de la Fajeta.
                  02:45 h. Entrada a la Faja de las Flores.
                  04:05 h. Final de la Faja de las Flores.
                  05:00 h. Ribereta de Cotatuero, paramos a comer algo junto al arroyo.
                  05:15 h. Reiniciamos la ruta.
                  05:20 h. Clavijas de Cotatuero.
                  05:35 h. Final de las Clavijas.
                  06:55 h. Llegada al aparcamiento y final.

Desniveles:  Acumulados  1.150 m. en ascenso y los mismos en descenso. Distancia recorrida 15 km.

Dificultad:  Alta. La zona baja de la ruta dispone de buenos senderos, pero superar la barrera del Circo de Carriata supone superar una zona de clavijas o el Paso de la Fajeta, que aunque no son difíciles, supone controlar el vértigo y saber progresar con el apoyo de manos y pequeñas trepadas.
La Faja de las Flores es ancha y sin problemas. Las Clavijas de Cotatuero suponen el paso más expuesto de la ruta, aunque están bien equipadas para ir asegurados. Muy recomendable arnés, cordinos de seguro con sus mosquetones o kit de ferrata y casco.

Foto primaveral desde los Miradores del Molar en la que se aprecia muy bien el tramo del Circo de Carriata. La vuelta por Cotatuero.

En amarillo la circular completa.

Salimos desde la zona del aparcamiento del bus en dirección hacia Torla.

Y hoy comprobamos que han abierto un sendero por la derecha para evitar el tramo de 700 metros por carretera que nos separa de la Casa de Forestales donde siempre se ha tomado el sendero a Carriata.

El tramo está perfectamente señalizado. Discurre entre sendero y pista. El arbolado nos protege del sol en un día que se adelanta caluroso.


Pero esta senda no lleva a la Casa de Forestales sino que enlaza con el sendero antiguo algo más arriba de la Casa. Mejor. Durante 45 minutos transitaremos con numerosas lazadas por el bosque.

A los 45 a 50 minutos alcanzamos este refugio de circunstancias (hay numerosos en el parque). Es la señal que nos indica que vamos a salir del bosque.

La salida del bosque se nos ofrece espectacular. Un Circo de Carriata florido y coloreado en verde y amarillo. El tozal del Mallo a la izquierda.


El sendero serpentea en un tramo duro por entre los erizones en flor. Nunca había coincidido en el Circo con tanto color. Numerosos lirios azules.

Sin palabras. Tanto es nuestro asombro que Vicente y Javier que me acompañan y no conocen esta subida no han recabado (o sí y van callados) en la imponente pared que cierra el Circo de Carriata y que debemos superar. A la derecha de la foto en una especie de uve, se encuentra la zona de salida para elevarnos sobre la muralla.

El sendero hasta aquí está muy pisado y no da problemas de seguimiento.

Tras 1h.10m. llegamos al primer cruce clave. Si no nos encontramos con ánimo o pensamos que la continuación puede ser complicada, podremos tomar el desvío hacia la Faja Racón que bajo las murallas nos llevará sin problemas y por un ambiente muy agradable al circo de Cotatuero por debajo de las famosas clavijas. Nosotros continuamos hacia la Fajeta.

La senda, algo menos marcada a partir de ahora, toma dirección al Tozal del Mallo en una larga diagonal ascendente, pero en un nuevo poste y tras 10 minutos cambiará de dirección hacia nuestra derecha.

Atrás dejamos el cruce anterior.

Pronto aparecen las primeras trepadas, sencillas, pero que alertan ante la verticalidad del entorno.


Nuevo cruce que deja a nuestra elección la ruta. Las dos opciones terminan juntándose tras superar la muralla. Optamos por la Fajeta que siempre me ha parecido más espectacular.

La senda va buscando pasillos a mitad de pared. Tramo más espectacular que difícil.





Deberemos seguir fielmente las trazas de la senda y en algún tramo en el que se difumina algo buscaremos los hitos de señalización.

Parece imposible que por allí pueda haber sendero. Pues lo hay.

Tramo con sirga que no es necesario tocar.


Terminada la zona de la Fajeta, los hitos y las trazas de sendero entran en un embudo donde con sucesivas trepadas saldremos a la zona superior de la muralla.

Prados inclinados por encima de la muralla ya superada. Desde aquí parte un sendero que nos permite alcanzar el Tozal del Mallo sin dificultad. Será para otro día.

Nosotros continuamos por el sendero ascendente, ahora sin problemas. Nos faltan unos 250 metros de desnivel para alcanzar la entrada de la Faja de la Flores. Seguimos los hitos.
 Nuestro sendero e hitos contornean un resalte rocoso dándonos vista a un valle elevado, el de Ribera de Catuarta presidido en su inicio por el Pico Mondarruego y al final los Picos de Gabieto (3.036 m.) que no se ven en la foto. Su ascensión en este blog.

Unos minutos más de recorrido y alcanzamos un plano desde donde divisamos el comienzo de la Faja y su entrada. En amarillo la entrada.

Allá vamos. En el círculo blanco unos franceses que la han iniciado mientras echábamos un rápido bocado. Estamos a 2.400 m. y hemos tardado 2h.50 m. de dura ascensión.

Foto de Javier en nuestro arranque hacia la Faja.

Desprendimientos. Los encontraremos en diversos puntos aunque no ofrecen obstáculo, pero la montaña se va desmoronando poco a poco.

La Faja de las Flores es una faja ancha a pesar de que desde la lejanía pareciera todo lo contrario. Para estrecha la Fajeta.


Diversas proas de la montaña, abajo a 1.100 metros de desnivel el valle de Ordesa.

Un característico bloque que se pasa por debajo.

En amarillo la traza aproximada del sendero que una vez superada la muralla de Carriata, nos lleva al inicio de la Faja. El bloque empotrado y Javier, a este lado, de azul.

Hemos puesto el contador en marcha para ver la distancia que se recorre por la Faja y el tiempo empleado.

El terreno es bastante agreste y a pesar del nombre apenas se ven flores. Habrá que esperar hasta el final.


Siempre me ha gustado hacer el recorrido por la Faja de Oeste a Este (como hoy), pues el mismo camino nos va llevando valle arriba y permite ir descubriendo nuevos rincones hasta el momento de ver aparecer de golpe el Macizo de Monte Perdido.

Abajo el aparcamiento de la Pradera sin coches.

La Faja va haciendo poco a poco un giro en sentido contrario a las agujas del reloj y cuando llevamos más de medio recorrido entramos en zona de pleno sol. Al fondo Tendeñera bajo la nube.

Y lo dicho, repentinamente y al llegar a uno de los salientes, aparece al fondo Monte Perdido.

Y a nuestra derecha los cortados que caen hacia el Barranco de Cotatuero.

Con el fondo de las Tres Sorores, abajo los verdes prados de la ribera de Cotatuero hasta donde descenderemos próximamente.

El Cañón de Ordesa impresionante desde esta altura.

Pero la Faja no termina aunque las paredes por encima sean ahora menores. Vicente y Javier.

Cuando llegamos al siguiente saliente de la foto anterior una nueva sorpresa: La Brecha de Roldán.

Y de la misma manera numerosas edelweiss hacen su aparición.

Un vistazo hacia la zona de entrada a las Clavijas de Cotatuero. En blanco donde paramos a comer.

Panorámica del macizo.

El final de la Faja por este lado no es clara, pues las paredes de la izquierda van desapareciendo progresivamente, aunque continúan los cortados por la derecha.

En total calculamos algo más de 4 km. de Faja y nos costó recorrerla 1h.20m.
Cuando el sendero se separa de la pared es hora de iniciar el tramo menos claro de la ruta. Se trata de encontrar el arranque de la senda que nos llevará en descenso hasta la Ribera de Cotatuero con sus cascadas.

Se abren a la derecha varias canales y hay que intentar encontrar alguna línea de hitos abandonando la traza de sendero más clara que nos llevaría dirección a la Brecha de Roldán.

Llevo en el GPS el plano de Topopirineos y acertamos de pleno con la senda que desciende vertiginosa por terreno pedregoso. Una vez encontrada se lleva bien.

Hacia las cascadas.


En esta vista atrás un cartel en la roca que indica hacia la Faja de las Flores. Parece que indica hacia la canal de enfrente. Nosotros descendimos por la de la derecha.

Últimos metros para llegar a la zona de cascadas.

 Donde paramos unos minutos para comer algo sólido.

Pero pronto reiniciamos la marcha hacia las cercanas clavijas de Cotatuero. Una senda conduce poco a poco a ellas.

Tramo de clavijas a la vista.

Veníamos ya desde la zona de comida con los arneses puestos, así que nos colocamos los cascos.

Javier inicia el paso de las aéreas clavijas.

Hay clavos para los pies y para las manos a distancias razonables. La sirga como línea de vida también puede ayudar en el paso.


Sólo es cuestión de no ponerse nervioso. Abajo un grupo que ha terminado de bajarlas.








Terminado el tramo horizontal, sólo falta descender una chimenea algo vertical, ya sin sirga, pero con varias clavijas.

Más espectacular que difícil.

En total apenas hemos tardado en pasarlas  los tres 15 minutos. Continuamos el descenso con un tramo sencillo.

Y ya con buen sendero. Se acabaron las dificultades. Se nos nota a todos en las caras.

Disfrutamos del entorno. Nos quedan casi 600 metros de descenso hasta la Pradera.

El cruce de la Faja Racón pero ahora en Cotatuero.


Nuevo refugio de circunstancias.

Y otro cruce. Seguimos hacia la Pradera.


Tras poco más de una hora desde que dejamos las clavijas, llegamos a la pista general del fondo del valle a la altura de la hornacina de la Virgen del Pilar.

Y unos minutos más de marcha nos dejan en la Pradera.

Donde aprovecharemos para tomar una buena y fresca jarra de cerveza. Después autobús y llegada al aparcamiento de Torla. Gran jornada para recordar.


 

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por colgarla, Hasta que punto crees que es obligatorio llevar ganchos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carles,
      Hay gente que pasa las clavijas a pelo, pero yo sólo puedo recomendar llevar los mosquetones por seguridad.
      Existiendo una sirga de vida, mejor utilizarla.
      Un saludo.

      Eliminar