viernes, 14 de junio de 2019

Collaradeta (2.729 m.) y El Fraile (2.705 m.). Desde Refugio de La Espata

Fecha:  8  de Junio de 2.019

Ruta:  Refugio Cubilar de la Espata (1.680 m.)- Paso clave (1.900 m.)- Paso Abete (2.450 m.)- Collado entre Collaradeta y Fraile (2.665 m.)- Cima El Fraile (2.705 m.)- Collado- Cima Collaradeta (2.729 m.). Regreso por el mismo itinerario sin pasar por El Fraile.

Accesos: Fuera del verano, debemos solicitar permiso por la Web del Ayuntamiento de Villanúa para poder acceder con vehículo particular hasta el aparcamiento del Cubilar de la Espata. Son 5 Euros y sólo dan cinco pases por día. En los últimos años y en verano existe un servicio de todoterrenos de pago, no hay permisos a particulares en fechas estivales.
Se trata de llegar a Villanúa y tomar la conocida Pista de Collarada. Pasamos la barrera de fin de zona libre (1.200 m.) y continuamos durante unos 20 minutos más hasta el aparcamiento de La Espata (1.680 m.).

Horarios:  00:00 h. Salimos del Refugio Cubilar de La Espata.
                 00:30 h. Paso clave para superar la muralla.
                 02:00 h Paso Abete.
                 02:45 h. Collado entre Collaradeta y Fraile.
                 02:55 h. Cima del Fraile (2.705 m.). Parada y fotos.
                 03:10 h. Descendemos al collado y ascenso a Collaradeta.
                 03:30 h. Cima de Collaradeta. Parada y fotos.
                 03:50 h. Inicio del descenso.
                 04:15 h. Paso Abete.
                 05:30 h. Llegada al aparcamiento.
                Recorrido realizado con calma y muchas paradas para las fotos.

Desniveles:  Acumulados 1.130 metros en ascenso y en descenso.

Dificultad: Fácil recorrido sin especiales dificultades. Hoy puse crampones para acceder al collado entre Collaradeta y El Fraile, pero se podía evitar buscando entre las cantaleras incómodas.


Foto de Collaradeta en el descenso con el enorme cortado que la comunica con el Somola Norte.

La ruta propuesta en amarillo.


Llego temprano a la zona del aparcamiento del Refugio de La Espata. Característico pino con mesa y poste señalizador. Aunque la pista continúa, el permiso es hasta aquí. No hay coches. No me extraña, son las 06:15 h. Desde Jaca hasta aquí hemos de calcular 1 hora.

Ya en marcha, seguiremos la pista en curva cerrada a izquierda, mientras a nuestra derecha aparece el escondido Refugio de La Espata. Tiene Fuente-abrevadero. Se puede coger agua (sin tratar claro).

Apenas llevamos 150 metros por la pista que lleva hasta el otro refugio, el de La Trapa, tomamos un desvío señalizado con hito y pintura amarillo-verde. Es una trocha abandonada.

 Pendiente pero agradable tramo.  Seguiremos las señas de sendero entre la hierba. Hitos y alguna pintura.

El sendero nos dirige a superar el primer collar del Macizo de Collarada. Existen varios pasos, éste es uno de ellos y quizás el más sencillo.

El sol va dando luz a los valles.

El paso clave en esta ruta es un corto escalón de unos 10 metros en el que nos ayudaremos de las manos pero sin dificultad alguna. Como alguien suele indicarlo, yo diría que es un grado de escalada F. En la zona alta hay dos clavos para facilitar un seguro si es necesario. En condiciones normales no serán precisos.

Una vista abajo del Paso de Cabras.

Que termina junto a este pino seco y que puede servir de referencia en nuestro regreso. Debemos volver a este paso, pues en esta zona no hay otro para salvar el escarpe.

El paso anterior no es definitivo pues nuestra senda continúa por una zona de cantalera incómoda  que nos sacará a la zona alta de los cortados.

Vista hacia abajo desde la cantalera.

Salimos por terreno de hierba y tasca. Un poste nos señala la ruta. A partir de aquí una ladera de mediana pendiente pero algo machacona nos irá permitiendo ganar altura. Aquí no hay más referencia que algunos hitos y algunos postes. Con poca visibilidad, puede ser una zona perdedora.

El Pico La Espata con los primeros rayos de sol.

Una mirada hacia el valle todavía en sombras.

Seguimos progresando sin dificultades. Hacia delante sólo se ve la ladera que ascendemos, por eso una mirada atrás de vez en cuando alegra la vista.

Poco a poco la ladera va perdiendo pendiente y aparecen delante las dos referencias de la mañana.

A nuestra izquierda y en la lejanía el Bisaurín. La mañana está clara y sin nubes, de momento.

Peña Oroel al Sur.

Nuestra siguiente referencia es el Paso Abete que señalo con la línea. Seguimos nuestros hitos.

Decido escorarme un poco a la derecha de la loma para ver los enormes cortados que caen hacia el Cubilar de los Bueyes.

Y retorno a nuestra línea de hitos que aquí inician un leve descenso antes de encarar la rampa del Paso Abete.


Paso Abete (2.450 m.) que encuentro cerrado por una cornisa de nieve que supero sin problemas por la derecha.

Entramos así en una especie de depresión con Collarada a nuestra izquierda.

Y Collaradeta a nuestra derecha.

Nos dirigimos hacia esta última por un terreno de cascajo entremezclado de restos de nevero. A nuestra espalda Collarada.

Ahora directos al colladito que separa las dos cimas que ascenderemos hoy.

Abajo el Paso Abete y la ruta "aproximada" a Collarada por esta ladera Este.

Una pequeña parada en la que me coloco los crampones pues resulta más cómodo ir ascendiendo por la nieve dura que por las pedreras deslizantes.

Llegada al colladito (2.665 m.) con el panorama de las montañas más al Este.

Tomo la ladera Norte del collado y entre nieve y roca en cinco minutos alcanzo la primera cima de hoy la del Fraile (2.705 m.).

Collarada desdela cima y entre los dos el Collado de Ip apenas intuible.

Pala e Ibón de Ip. Considero imprescindible que cuando ascendamos Collaradeta, acercarnos con poco esfuerzo hasta esta cima del Fraile que ofrece un panorama hacia el Norte mucho más interesante que desde Collaradeta. Por ejemplo el Ibón de Ip no se ve desde Collaradeta.

Picos conocidos en la lejanía.

Muy abajo, casi mil ochocientos metros más abajo Villanúa.

Foto de cima.

El Circo de Ip.

Con zoom alcanzamos el límite con Navarra, la Mesa.

La impactante Punta Escarra cerrando una parte del Circo de Ip.

Zoom sobre la presa de Ip. En el círculo el Refugio libre que en mi visita de hace varias semanas encontré con la puerta abierta y cristales de ventanas rotos. El otro edificio que se ve está cerrado con llave.

En esta aproximación a la cima de Collarada se pueden apreciar los senderitos que nos llevan a la cúpula final en la que tendremos que apoyar las manos. Es menos dificultoso que lo que aparenta desde aquí.

Desde el Fraile: Collaradeta a izquierda y Collarada. Inicio el descenso al colladito.

Imponente cortado de Peña Nebera (2.721 m.), otro importante pico que conforma el Circo de Ip.

Desde este collado se puede continuar hasta Peña Nebera. Sin nieve no ofrece dificultad, con nieve se aprecia un paso horizontal algo comprometido antes de alcanzar el inicio de la inclinada ladera Sur del pico.

Desde el collado diez minutos y alcanzamos la cima de Collaradeta. Se puede ir por donde mejor parezca, aunque hay una traza de senda próxima a los cortados de la izquierda.

El hito se encuentra en una zona casi plana.

El Valle de Acumuer y a su salida Sabiñánigo.

Peña Nebera y la meseta que la separa del Pico Somola Norte. Tras ésta, las cimas de la Sierra de la Partacua.

Foto de cima con Collarada.

Panorámica hacia el Sur.


Cimas conocidas.

Desde aquí y en la ladera que lleva desde el Pico El Fraile hacia el Collado de Ip, se aprecia una gran hoquedad. Es una ventana que da vista al Ibón de Ip. Una curiosidad geológica.

Pico Palas y Balaitús a la derecha.


Macizo de Vignemale entre nubes. En primer plano Peña Nebera.

Picos de la Sierra de Tendeñera. En primer plano la Pala de los Rayos en Sierra Partacua.

Terminada la sesión sólo queda ir regresando por nuestro caminos de subida. Las nubes comienzan a entrar.

En el Paso Abete.

Y una mirada atrás para observar las dos cimas del día.

Descenso desde el Paso Abete para retomar la loma de bajada.


Algunas panorámicas según voy descendiendo.


Bonita zona en la que el blanco de la caliza contrasta con el verde de la primavera.

Canaleta que supera el collar bajo de Collarada.

Vuelve de nuevo el sol y puedo seguir disfrutando en el último tramo de la tranquilidad de la mañana.

Con La Espata al fondo.

Con llegada al aparcamiento donde estamos exactamente cinco vehículos.
Termino así este recorrido en unas cinco horas y media. Recorrido agradable y que no ofrece dificultad si seguimos adecuadamente los hitos y señales.