lunes, 12 de agosto de 2019

Punta de Literola (3.132 m.) y Tuca de Literola (3.095). Valle de Benasque.

Fecha:   3 de Agosto de 2.019.

Ruta:  Aparcamiento del Puente de Literola (1.600 m.)- Cruce a Cabaña de Literola (2.020 m.)- Ibonet de Literola (2.460 m.)- Ibón Blanco de Literola (2.740 m.)- Pico Royo (3.121 m.)- Punta de Literola (3.132 m. )- Pico Royo- Tuca de Literola (3.095 m.)- Ibón Blanco de Literola- Cruce Cabaña Literola- Aparcamiento (1.600 m.).

Accesos:  Desde Benasque tomar la carretera que lleva a Llanos del Hospital. Iremos dejando a izquierda y derecha diversos cruces: A Cerler, al Valle de Estós, al Pla de Sanarta que los obviamos. Llegamos al desvío (derecha) a los Baños de Benasque, nos sirve sólo de referencia, continuamos por nuestra carretera y sobre 400-500 metros más adelante, la carretera presenta un ensanchamiento a nuestra derecha. Es el de Puente de Literola y nuestro punto de inicio.

Horarios:  00.00 h. Salimos del aparcamiento.
                 01:05 h. Cruce-poste a la Cabaña de Literola.
                 02:25 h. Ibonet de Literola.
                 03:30 h. Ibón Blanco de Literola. Pequeña parada.
                 05:00 h. Pico Royo. Parada, comida y fotos.
                 05:25 h. Punta de Literola. Pequeña parada para fotos.
                 06:00 h. Tuca de Literola. Hemos vuelto de la Punta al Pico Royo y de éste a la Tuca.
                 07:20 h. Desagüe del Ibón Blanco de Literola.
                 08:15 h. Cruce desvío del Ibonet.
                 09:45 h. Llegada al aparcamiento.
                
Desniveles:  1.650 metros acumulados en ascenso y los mismos en descenso para una distancia recorrida de 15,6 Km.

Dificultad:  Media por el desnivel y tiempo de la ruta. Conviene estar acostumbrado a moverse por pedreras inestables. Conveniente botas con caña para los tramos de pedreras.

El Ibón Blanco de Literola y las cimas de hoy fotografiados en otra visita en Junio de 2.009.

Mapa de la ruta. En naranja la variante para el descenso.

Hemos aparcado en una amplia zona a la derecha de la carretera en la zona llamada del Puente de Literola. Al otro lado vemos el arranque de esta larga ruta.

Un panel señalizador pero sólo hasta el Ibonet de Literola.

Abajo queda el aparcamiento. Hoy es sábado y se prevé  afluencia de montañeros.

El sendero toma pronto fuerte pendiente en el tramo de bosque.

Tramo que apenas dura 20 minutos. Salimos a zona despejada bordeando un murete de piedra.

El sendero está muy pisado y por esta zona es muy claro. Grupos de montañeros.

Discurre por terreno despejado y aunque a primeras horas lo encontramos a la sombra, pronto el sol comenzará a castigar.

Característico conjunto de bloques de roca que el sendero sortea por la izquierda.

Una mirada hacia atrás ya a pleno sol.

Al poco de sortear los bloques de roca, aparece al fondo el Perdiguero. Recuerdo que la mayor parte de esta ruta a Punta Literola, coincide con la del Pico Perdiguero.


Un poco más adelante descubrimos a nuestra izquierda la Cabaña Ubago o de Literola.

Y el cruce señalizado que nos podría llevar a ella y posterior fácil ascensión a un gran observatorio: el Pico Estós. Pero nosotros seguimos dirección al Ibón Blanco.

Una vista atrás de este tramo. A la derecha la situación aproximada de la Cabaña Ubago (no se ve).

Foto al Pico Estós.

El sendero que en el tramo anterior llevaba suave pendiente, la retoma con fuerza al aproximarnos a la cascada del Barranco de Literola. En el círculo blanco unos colegas y en amarillo la continuación.

Detalle de la cascada.

Y nueva vista atrás.
 
La zona alta de la cascada coincide con un remanso o laguito. La ruta continúa con claro sendero. 

Ancha canal y montañeros arriba.

Vista atrás. Estamos a la altura del Pico Estós. Abajo a la izquierda los prados del Valle de Literola por donde hemos transitado hace una hora.

Superada esa ancha canal, el sendero llega a un rellano y los hitos y alguna estaca de madera, nos invitan a entrar en un estrechamiento con el Pico Perdiguero de fondo. En este punto sale también hacia la derecha un sendero que nos evitaría descender al Ibonet de Literola y nos llevaría por otra ruta al Ibón Blanco, pero eso lo veremos en el descenso.

Sedero claro hacia el Ibonet, pero en algún punto tendremos que superar con ayuda de manos alguna roca (sin problemas).

En el Ibonet con un fuerte contraste de luces y sombras.

Impone desde aquí el muro de 250 metros de desnivel que toca superar para salir de este agujero, pero ya se que nada más superarlo tendré a la vista el Ibón Blanco de Literola.

Vista atrás con el bonito Ibonet y el tramo de acceso al mismo.

Un nutrido grupeto de jóvenes me adelanta.

Para superar este tramo disponemos de señalizaciones en rojo: flechas y puntos rojos.

En este primer tramo de fácil trepa, el punto rojo está entre las manos del montañero de abajo. lo podréis ver con un poco de acercamiento.

Una mirada abajo a mitad de faena. La pendiente no es tan vertical como se veía desde abajo.

La salida la hago un poco a mi manera por el lateral de un nevero que no se veía desde el Ibonet.

Y un poco más y llegamos al Ibón Blanco de Literola (un poco por encima de él). Al fondo a la izquierda los tres tresmiles que ascenderé hoy. Ya estoy a 2.750 m. y me faltan casi 400 metros más para la Punta de Literola que es el más elevado de los tres (3.132 m.).

Hasta este punto la ruta es la misma que la del Perdiguero. En esta foto se ve, a nuestra izquierda, el inicio de la continuación a ese pico. La cima está más atrás. Es un tramo de 500 metros de desnivel con bloques de roca y más bloques que parece no tener fin. Duro.

Pero esa no es mi ruta de hoy y espero que el enorme pedregal que me espera no sea tan duro. Bordeo el Ibón por la izquierda siguiendo algún hito que de poco sirve pues apenas hay traza de senda. Mi dirección es al claro Pico Royo con su característico color.

Terminando de bordear el Ibón, decido ir a mi bola y siguiendo mi parecer, pues los hitos aparecen y desaparecen ocultos en la enorme pedrera. Tramo duro pero sobre todo muy incómodo. He visto alguna mancha de hierba bajo la zona roja y voy hacia ellas. Me evitaré la piedra suelta durante algún rato.

Vista atrás.

Llego a la zona roya que es otro enorme cascajo, pero al menos las rocas son algo más pequeñas. También se mueven y deslizan hacia abajo. Me muevo por donde me parecen más firmes. Con todo no es una zona difícil sino  más bien incómoda.

Llegando al colladete rojo, la pendiente aumenta un poco pero hay menos rocas. Nuestro primer pico a la derecha.

A nuestra izquierda la verdadera cima del Perdiguero y su larga cresta Este.

A nuestra derecha la Punta de Literola que será mi segunda cima del día. Un grupo de montañeros está llegando a ella.

Con zoom.

A otro lado del collado rojo, nuevo panorama con el Posets al fondo.

El Perdiguero y una ruta que se suele hacer para recorrer toda esta arista de los Literolas.

Mucha gente en la cima del Perdiguero. Es el gigante de este Valle de Literola, aunque también hay gente que lo asciende desde el Vale de Estós.

Hito cimero del Pico Royo (3.121 m.) Detrás la Punta de Literola.
 
Panorámica hacia Perdiguero y Posets. 

Y otra hacia el Ibón Blanco de Literola. A la derecha se aprecia la cresta Este del Pico Perdiguero.

Foto en la cima del Pico Royo. En la lejanía Aneto-Maladetas.

No paro mucho y decido acercarme a la Punta de Literola. Hay un senderillo que se aprecia con una tonalidad más blanquecina.

Mayormente discurre por la izquierda de la cresta. Tramo no complicado pero la roca está bastante rota. Precaución.

Se llega a la cima en apenas 10 minutos desde el Pico Royo. Al otro lado aparecen los Crabioules, otros prestigiosos tresmiles.

Abajo a la izquierda (Oeste), el Lac du Portillon (2.540 m.). Junto a él hay un bonito refugio de montaña.

Pico Royo en primer plano (inconfundible) y Perdiguero detrás.

En la lejanía (zoom), la zona de las Maladetas.

Foto de cima.

Ya he comentado anteriormente que también se puede llegar al Ibón Blanco de Literola sin pasar por el Ibonet. Desde la cima señalo aproximadamente las rutas: en amarillo mi llegada desde el Ibonet y en blanco la ruta que haré en descenso sin pasar por el Ibonet.

Dejo la Punta Literola y regreso al Pico Royo.

Abajo el Refugio del Lac du Portillón.

Desde el Pico Royo me encamino hacia el tercer tresmil la Tuca de Literola (3.095 m.), en la cresta hacia el Sur.

Aproximación al Posets.

Y al Refugio del Lac du Portillon. Se llega a ver hasta el personal.

También con zoom, los ya mínimos glaciares del Portillon d`Oo.

Y del Seil de la Baque.

La arista hasta la Tuca es sencillita.

Alcanzada la cima. Son otros 10-15 minutos del el Pico Royo.

Panorámica desde la Tuca de Literola hacia el Norte. Se ven los otros dos picos ascendidos.

Foto de cima hacia el Circo del Portillon d`Oo.

Inicio el descenso, pero en lugar de regresar al Collado Royo, atajo entre rocas desde la misma cresta de la Tuca en busca de la pedriza roja pero un poco más abajo.

Después es seguir bordeando el Ibón por el incómodo pedregal que hace sudar.

Foto con el Ibón y las tres cimas de hoy. Para tomar la nueva ruta para el descenso deberemos alcanzar el desagüe del Ibón Blanco.

El desagüe estaba hoy con un puente de nieve que atravieso para llegar a la ladera opuesta donde ya he divisado algún hito.

Tramo seguido en el descenso. Abajo a la izquierda el puente de nieve del desagüe.

Para mi sorpresa la línea de hitos no acompaña a un sendero claro, sino que éste aparece y desaparece, aunque casi siempre notaremos señales de paso.

Los hitos nos llevan junto a una balseta.

Y procuran movernos por zonas herbosas. Una vez que uno se acostumbra a localizar los hitos, sólo es cuestión de seguirlos con confianza.

A nuestra derecha, muy abajo, el Ibonet de Literola.

Nuestros hitos seguirán durante un buen rato sin amago de iniciar el descenso. Al fondo el Circo de Cregüeña. Finalmente y sobrepasado el Ibonet, toma decidido el descenso.

Descenso que nos llevará al cruce de la mañana. Amarillo a la derecha  hacia el Ibonet.


Desde este cruce ya sólo queda regresar por largo camino hacia el aparcamiento. El día está siendo caluroso y se nota. Además también el desnivel acumulado.


Llegada al bosque inicial que se toma con ganas no sólo por saber lo poco que falta para finalizar, sino también por tener un poco de sombra.

Llegada al aparcamiento.
Como conclusión ruta larga y bastante dura con pedregales inestables e incómodos en la parte alta.
A la hora de elegir entre la ruta de ascenso o la de descenso, creo que es más espectacular y bonito el paso por el Ibonet de Literola y pared de continuación. A este respecto, hace 10 años en el mes de Junio y en el descenso del Pico Perdiguero, encontramos el paso que comunica Ibonet con Ibón Blanco cubierto de nieve y lo pudimos descender con crampones. (Ver Pico Perdiguero en este blog).
 
 

3 comentarios:

  1. Por esa ruta menos transitada, se evitan las pequeñas dificultades y la pérdida de desnivel. También el nevero inclinado que según vaya la temporada puede hacer necesarios los crampones. El precio a pagar es no pasar por el ibonet, que es uno de los más bonitos del pirineo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar