lunes, 12 de octubre de 2020

Una vuelta a los Ibones de Brazato en Panticosa

Fecha: 16 de Septiembre de 2.020

Ruta: Balneario de Panticosa (1.636 m.)- GR11 hacia Brazato y Bujaruelo- Mirador (2.050 m.)- Ibón Inferior de Brazato (2.260 m.)- Balsas de Brazato (2.340 m.). Embalse de Brazato (2.400 m.)-Regreso al Balneario por la GR11.

Accesos:  Los habituales al Balneario de Panticosa. Aparcaremos en la zona del Gran Hotel.

Horarios:   00:00 h. Salida desde el Balneario.

                  01:05 h. Mirador.

                  01:45 h. Ibón Inferior.

                  02:15 h. Charca de las Foyas de Brazato.

                  03:00 h. Ibón Medio o Embalse de Brazato. Pequeña parada e inicio del descenso.

                  05:00 h. Llegada al Balneario.

Desniveles: Acumulados 850 metros en ascenso y los mismos en descenso para una distancia recorrida de 12,6 km.

Dificultad: Fácil recorrido. Sólo el tramo entre el Ibón Inferior y el Embalse de Brazato supone algo de orientación pues hay poca marca de senda e hitos difusos.

Foto desde la cima del Pico Argualas con reseña aproximada del itinerario.

Mapa con la ruta realizada en amarillo.

 

Partimos por las escaleras del Este junto a la Pizzería. Justo antes de empezar las escaleras encontramos un poste señalizador a la izquierda.

Al terminar las escaleras, el camino pasa por la izquierda detrás de los edificios del hotel y se convierte en pista. Tras dos curvas derecha e izquierda, en la tercera parte un sendero marcado con las señales del GR.
En un par de minutos llegamos al paraaludes.
Y de inmediato a un poste de señalización. Tomamos el camino a Brazato.
Sendero que con numerosas lazadas nos eleva entre un bonito bosque.
Abajo vamos dejando los edificios del Balneario.
Mientras en algún claro divisamos los imponentes tresmiles del Balneario que comienzan a recibir los primeros rayos de sol.
En unos 50 minutos desde la salida el sendero sale del bosque entrando en una gran pedrera.
Donde hoy las plantas de arándanos están cambiando a color otoñal.
Algún hito colocado estratégicamente para la fotografía.
El sendero en esta pedrera traza sólo dos largas diagonales. En la curva entre ellas encontramos el desvío al Ibón de Labaza y que también nos llevaría a los Dientes de Batanes y al Pico Xuans.
La siguiente diagonal nos llevará a un excelente observatorio o mirador del Balneario. Círculo blanco.
Vale la pena hacer una pequeña parada en él. Llevamos poco más de una hora y podremos aprovechar para quitar ropa, etc.
El sendero continúa en ascenso por una ladera herbosa hasta entrar de nuevo en zona de pinos.
Mientras a nuestra espalda sigue el paisaje excepcional con el Macizo de Argualas e Infiernos.
Continuamos con el barranco de Brazato a nuestra derecha y las cimas de Las Foratulas.
Un poco más adelante la senda es cruzada por una tubería. Es el punto clave para dejar la GR y tomar el desvío hacia el Ibón Inferior de Brazato (flecha amarilla). Por la blanca continuaríamos por la GR que es por donde haremos el regreso.
El panel de señales no hace ninguna mención del Ibón Inferior.
Tomaremos a la derecha una traza en leve descenso.
Para después de pasar junto a una charca iniciar el ascenso hacia el Ibón Inferior. En este tramo, además de la senda encontraremos algunos hitos.
La llegada al Ibón se hace junto al torrente de desagüe del mismo. El Ibón es precioso y muy natural. Dan ganas de estar allí un gran rato si no fuera por que hay que seguir la ruta. En amarillo y blanco la zona por la que llegaremos al Embalse de Brazato o Ibón Medio.
Vamos a bordear el Ibón por la derecha. En unos primeros metros cerca del agua.
Para después ir elevándonos por un promontorio a la derecha. Encontraremos escasa señalización en este tramo hasta el Embalse de Brazato.
Una vista atrás.
Escasos hitos y traza de sendero difusa.
Alcanzamos la cola del Ibón a cierta altura. En blanco una de las dos represas del Embalse de Brazato por la que pasaremos después.
Antes de ascender hacia el Ibón Medio, me desvío unos centenares de metros en busca de las balsas de las Foyas de Brazato. Esta primera está seca y con color marrón.
Pero la segunda, un poco más abajo mantiene agua todavía. El espejo de Las Foratulas.
Regreso hacia atrás para buscar una hilera de hitos que por ladera algo pendiente me deben llevar al Ibón Medio. En amarillo en la foto se ve mejor la vuelta realizada al Ibón Inferior.
Saliendo de la dura pendiente hacia el Ibón Medio. Detrás en sendos círculos las dos represas del Ibón Medio.
Tras la pendiente una ladera de piedras me llevará hasta el Embalse de Brazato.
En plena ladera, observo un movimiento y veo unas perdices nivales que extrañamente no me han visto permitiéndome unas fotos que nunca antes había podido hacer. En cuanto me descubren salen volando.
Accedo al Embalse de Brazato por la zona de su cola. Enfrente el Pico Bacías.
Bordearé el embalse por la izquierda siguiendo sendero e hitos. Abajo el precioso Ibón Inferior.
Y una vista general.
El sendero lleva a un primer muro de represa. Su parte superior tiene unos 50 cm. de anchura. Decido pasarlo por abajo con una trepadita al final.
Hay quien lo pasa por arriba, pero hoy no tocaba. En ocasiones el embalse está con menos agua y se puede transitar por el interior del muro, hoy con agua.
Unos metros más adelante llegamos al muro principal del Embalse que dispone de pasarela.
Tras atravesarla, al otro lado enlazamos con la GR que abandonamos en la tubería. La tomaremos en descenso (izquierda). Si siguiéramos a la derecha podríamos llegar a los Ibones Altos de Brazato.
Retomamos las marcas en mañana agradable disfrutando en el descenso.
Hay un tramo verdaderamente incómodo y es una enorme cantalera por donde el sendero transita con numerosas lazadas. En la foto un grupo en la misma.
En plena cantalera podremos ver el itinerario de primera hora desde la tubería al Ibón Inferior de Brazato.
Una vista atrás terminada la cantalera. En invierno y primavera este cantal está cubierto de nieve lo que hace más cómodo recorrerlo con esquís o crampones.
Un poco más adelante llegamos al cartel junto a la tubería y cerramos este bucle.
Ya sólo falta completar en descenso el itinerario de la primera hora de la mañana.
Y sorprendido por el avance de la otoñada en las arandaneras.
Los frutos.
Son pequeños no como los de las tiendas, pero de sabor intenso.
Vamos llegando al Balneario.
Pero no resisto en desviarme un poco para ver la bonita Cascada del Pino.
Y ya en el Balneario después de terminar esta sencilla ruta pero de gran belleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario